Anuncios

16 nuevos diáconos permanentes de la Arquidiócesis de Río de Janeiro

El pasado día 6 de diciembre 2014, el cardenal Orani João Tempesta ordenó a la Iglesia de Río de Janeiro, 16 nuevos diáconos permanentes. Después de un período de cinco años de formación, la Iglesia recibe hombres “de buena fama, llenos de Espíritu y de sabiduría” (Hch 6,3).
Ordenados para ser un signo de la Iglesia ministerial, dentro de la doble sacramentalidad adecuada para ellos, Matrimonio y Orden, son ministros ordinarios del Bautismo, Matrimonio y Comunión. Realizan diversas actividades pastorales. Son hombres de la frontera. En el altar reciben la gracia necesaria para la experiencia pastoral y ministerial. Son hombres de oración, que deben rezordenaciones brasilar la Liturgia de las Horas para las personas (y con las personas, siempre que sea posible).

Profundizar más sobre el Diaconado Permanente.
Obispos, sacerdotes, diáconos y laicos forman la Iglesia Católica Romana. Los diáconos fueron instituidos para servir las mesas, mientras que los apóstoles serían responsables de las oraciones y la predicación (cf.At 6). Sin embargo, desde su creación, se dispusieron en una misión de predicar la palabra de Dios.
El Concilio Ecuménico Vaticano II restauró el diaconado como grado permanente del Orden, permitiendo su acceso a los hombres casados. Desde entonces, el episcopado ha estado reflexionando sobre lo que esperan de los Diáconos Permanentes en la Iglesia. Así, en varias asambleas episcopales de América Latina y las conferencias episcopales locales, se publicaron documentos de orientación sobre el establecimiento del Diaconado Permanente. Por otra parte, se estaba formando una identidad diaconal.
Es ministro ordinario del Bautismo y del Matrimonio, y de la Santa Comunión. Preside los funerales, da bendiciones, incluyendo el Santísimo Sacramento. Sirve a los obispos y sacerdotes en el altar.
El documento de Aparecida destaca que los Diáconos Permanentes “se ordenan para el Servicio de la Palabra, la caridad y la liturgia”. Añade que debe “seguir la formación de nuevas comunidades eclesiales, especialmente en las fronteras geográficas y culturales, que normalmente no reciben la acción evangelizadora de la Iglesia” (DocAp 205). Concluyó diciendo que los obispos esperan que lcardealos diáconos consideren “testimonio evangélico y el celo misionero para ser apóstoles en sus familias, en su trabajo, en sus comunidades y nuevas fronteras de la misión.”(DocAp 208).
En la oración de consagración (ordenación), el obispo invoca al Espíritu Santo para fortalecer el diácono con los “siete dones” de su gracia, “con el fin de ejercer fielmente su ministerio.” Y que “ellos brillar las virtudes evangélicas: el amor sincero, la preocupación por los enfermos y los pobres, la autoridad discreta, sencillez de corazón y de la vida en el Espíritu.”
Al diácono se entrega el libro de los Evangelios, que deben conformar su vida, al anunciar con fidelidad, autenticidad y profundidad. El obispo dice: “Recibe el Evangelio de Cristo, del cual has sido constituido mensajero; convierte en fe viva lo que lees, y lo que has hecho fe viva enséñalo, y cumple aquello que has enseñado”.
El diácono es la encarnación de Cristo siervo. Y es la visibilidad de la Iglesia ministerial. Así dice san Ignacio de Antioquía a Trallanos: “Del mismo modo, todo eordenao_diaconos_01102011_t2l mundo respeta a los diáconos como a Jesucristo, y también al obispo, que es la imagen del Padre, y a los presbíteros como a la asamblea de los apóstoles. Sin ellos, no se puede hablar de la Iglesia”.
La Iglesia de Brasil los espera para tomar la “opción preferencial por los pobres, los marginados y los excluidos”. Los llama a ser “apóstoles de la caridad a los pobres, que participan en la conquista de su dignidad y sus derechos económicos, políticos y sociales.” En caso de “ser permitido juzgar y crear conciencia por la pobreza y pruebas de la vida” (CNBB – 100, apartado 58).

http://diaconogayoso.blogspot.com.br/2014/12/16-novos-diaconos-permanentes-para.html

Anuncios

Acerca de diaconofrancisco

Diácono de la Archidiócesis de Madrid.

Publicado el 9 diciembre, 2014 en Menu principal. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: