Anuncios

El diácono Enzo Petrolino, director de la Comunidad del Diaconado en Italia nos informa sobre el Jubileo de los Diáconos en Roma

Para presentar al diácono Enzo cabría subrayar que está a la cabeza de los casi 4.000 diaconos italianos y que fue ordenado en 1993. Está casado con Maria Milea y tienen tres  hijos. Laboralmente ejerce como docente de teologia y ha escrito diferentes libros sobre el diaconado permanente[1].

Muy buenas Enzo. Lo primero pedirte que nos expliques un poco en qué consiste la Comunidad del Diaconado en Italia:

Los orígenes de la Comunidad se escriben en el diseño espiritual, así como de D. Alberto Altana, incluso D. Dino Torreggiani, a los que debemos la fundación – en 1940 – del Instituto de los “servidores de la Iglesia”. Principios de la Comunidad se remonta a 1966, el año que viene se celebra el 50 aniversario. Este fue un pequeño círculo de personas, quien tenía reuniones y retiros en Baggiovara de Módena (hogar de los Siervos de la iglesia). Ha nacido, en el ínterin, la revista “El diaconado en Italia” (1968), fundada por Don Altana, que publicó los primeros seis números primera mimeógrafo y posteriormente impreso, a partir de 1970, todos los demás. Desde 1973, la revista adoptó el subtítulo de fórmula significativa: “servicio de animación para las iglesias locales”.FOTO-PAPA523---Copia

El primero congreso nacional se celebró en Roma en agosto de 1970, después de una primera reunión informal de una treintena de personas en el Centro Sagrado Corazón de Reggio Emilia.

La Comunidad, animada personalmente por Don Altana, se movió además las siguientes líneas de acción:

  • la publicación de la revista (revista trimestral) como “servicio de animación a las iglesias locales”;
  • respuesta a todas las invitaciones de las iglesias locales con el fin de encuentros, congresos, reuniones (incluso para pequeños grupos), en cualquier lugar;
  • promoción de congresos nacionales que se celebraron inicialmente en Asís cada tres años;
  • promoción de conferencias regionales e interregionales.

Hoy, después de la aprobación del nuevo estatuto, la Comunidad, que se refiere al Magisterio de la Iglesia, está abierta a los ministros ordenados y à todos los fieles para apoyar el ministerio diaconal y para el desarrollo de iniciativas en los distintos niveles, inspirado al diaconado en la Iglesia. Además, se quiere ser, de acuerdo con la doctrina social de la Iglesia, una presencia activa en el país, especialmente en relación con las cuestiones de justicia social y el servicio caritativo con especial atención a los más pequeños y con la función principal de ofrecer las herramientas necesarias para tal fin. También se propone, de apoyar el diaconado mediante la implementación de un servicio de colaboración con las iglesias locales italianos y, sobre todo, la realización de una relación privilegiada con los Coordinadores Regionales del diaconado. En particular, mediante la promoción de las siguientes actividades:

  • la organización de reuniones de oración, retiros, conferencias de estudio sobre el diaconado;
  • publicación y distribución de la revista “El diaconado en Italia”.
  • promover entre los diáconos, las iniciativas pastorales en proyectos de desarrollo humano, tales como la prestación de servicios y también con el apoyo cultural y económico;
  • perseguir objetivos de solidaridad social dirigida a personas desfavorecidas debido física, cultural y familiar;
  • poner en práctica, en cooperación con otras organizaciones nacionales e internacionales eclesiales, estudios e investigaciones sobre el diaconado;
  • difundir y apoyar propuestas de la Comisión Clero ya la Vida Consagrada de la CEI sobre el diaconado.

La Comunidad articula sus actividades, ofreciendo proyectos e iniciativas específicos de formación y espiritualidad; cuidado la publicación y promoción de la revista “El diaconado en Italia”, ofrece la reflexión y documentación sobre el ministerio diaconal en el nivel italiano e enzointernacional, en especial ofrece reflexiones como principio la Conferencia Nacional. Se refiere, al decidir el tema del congreso, el proyecto pastoral de la Iglesia italiana. Establece relaciones con las diócesis para dar a conocer los objetivos de la Asociación; prepara, subvenciones y herramientas que podemos ofrecer a las diferentes realidades eclesiales; Ofrece a través de una biblioteca de estudios especializados en especial el diaconado; Hace uso de la Newsletter y de un sitio web para informar a los miembros y las comunidades eclesiales en sus actividades; prepara la Conferencia Nacional como el evento más importante de la asociación. El congreso se celebra cada dos años en una diócesis italianas, en colaboración con el obispo y organismos diocesanos, con la participación de la coordinación regional para el diaconado. El lema del encuentro es propuesto por el Consejo de Co.Di, que considera las necesidades expresadas por la diócesis y los planes pastorales de la CEI. De cada Conferencia Nacional se publican en las Actas. En preparación para la Conferencia Nacional se organiza conferencias interregionales divididas por áreas geográficas. Se realizan conexiones con otras organizaciones y asociaciones. Se Ofrece la cooperación con las iglesias diocesanas especiales para la organización de conferencias en la diócesis y/o regionales.

 libro enzo

Has sido nombrado coordinador del Jubileo de los diáconos en Roma que tendrá lugar el 29–2016 ¿Podrías contarnos qué actividades hay programadas?

Comienza el Viernes, 27 de de mayo ( 16.00)

Reunión entre el diáconos y sus familias en el idioma italiano

Deacon: Icono de la misericordia para la promoción de la nueva evangelización.

 

Sábado 28 de de mayo De 9.00 a 14.00 horas, Peregrinación a la Puerta Santa de San Pedro

(10:00 Inglés, 11:00 español, 11:30 Otros idiomas, 12:00 italiana)

De 9.00 a 14.00 horas En las iglesias jubilares: S. Salvador en Lauro, Santa Maria in Vallicella (Iglesia Nueva), San Juan Bautista de los Florentinos, Adoración Eucarística – Sacramento de la Reconciliación.

De 16.00 Oportunidad de visitar las iglesias dedicadas a San Lorenzo. La catequesis en varios idiomas. Los diáconos: llamados a ser un dispensador de la caridad en la comunidad cristiana.

Domingo 29 de de mayo 10.30 Santa Misa en la Plaza de San Pedro, presidida por Francisco.

 

Has participado en distintos Encuentros Nacionales de Diáconos en España que nos puedes contar sobre lo que has vivido en ellos y como ves este ministerio en nuestra Iglesia española.

Acerca de los Encuentros anuales he podido constatar que hay una fraterna comunión entre los diáconos y un clima festivo. Muy bonito también la participación de las esposas que veo están muy implicadas en el ministerio del marido. Es interesante que distintos el Encuentro Nacional de Diáconos se celebre cada año en una diócesis diferente. Quizás haga falta repensar mejor el programa y los contenidos del Congreso. Sin embargo, lo importante es que no perdamos de vista las perspectivas y sigamos trabajando para realizarlas.

El diaconado en España por algunos aspectos está mucho cerca del diaconado italiano, quizás todavía demasiado atado a una ritualidad litúrgica.

77-il-diacono-enzo-petrolino-foto-di-gianni-reno

Reproducimos la intervención de Enzo en el XXIIº Encuentro Nacional del Diaconado Permanente en El Escorial:

Reverendísimos Obispos, estimados Responsables del Diaconado español, queridos amigos y hermanos Diáconos, gentiles esposas: es una verdadera alegría y una honra muy grande para mí participar en su vigésimo segundo Encuentro Nacional del Diaconado Permanente. Expreso mi personal agradecimiento por esta preciosa ocasión de encuentro y, en calidad de Presidente de la “Comunità del Diaconato in Italia” y también de Director de la Formación de los candidatos, transmito a todos ustedes el saludo cordialísimo de toda la comunidad diaconal italiana. En este tiempo de importantes cambios político-sociales, las nuevas formas de pobreza material, moral y espiritual constituyen desafíos cada vez más grandes para todos los creyentes, y especialmente para nuestro ministerio dentro de la Iglesia y en el mundo. El pasado mes de Julio, hicimos en Asís el Encuentro Nacional de la Comunidad del Diaconado, del que participó también el diácono Fernández, para reflexionar sobre el tema “¿Cuál diácono para cuál ciudad del hombre?” inspirado al incipit de la “Gaudium et Spes”. Es muy importante, en efecto, aclarar la identidad y las tareas del diácono hoy, en la comunidad cristiana y social, para que él no cierre su ministerio dentro del “recinto” de lo sagrado o del “intimismo”, ni sirva sólo al grupo pequeño de sus “afines”, sino que el diácono se haga en cambio ministro de una Iglesia que está llamada – como amaba decir Juan Pablo Segundo – a “encontrarse a sí misma fuera de sí misma”. Desde luego, toda forma de servicio eclesial se desarrolla según el contexto propio de la comunidad cristiana que vive en una particular área geográfica y presenta una específica situación socio-cultural; todavía, toda oportunidad de intercambio de experiencias es sin duda preciosa y necesaria, para un desarrollo del ministerio diaconal cada vez más eficaz y creíble en las diferentes realidades eclesiales y sociales de nuestros países. El centro de nuestra formación espiritual y pastoral es la Eucaristía, misterio vivo y fecundo del Amor que vino para servir a los hombres, especialmente a los pobres y a los que sufren. Reflexionar sobre “nuestra actitud ante este misterio” y profundizar en la “forma eucarística” del ministerio diaconal constituyen pues una elección fundamental, inspirada por el Espíritu Santo y arraigada en la necesitad de conformarnos con el Señor Jesucristo en un servicio fiel y abierto, siempre capaz de escuchar y comprender, discernir y acompañar a los hermanos en un camino existencial frecuentemente hecho de pobreza, disgregación, pérdida de una referencia que dé sentido a la vida y a la historia. Pan y vino son el símbolo eucarístico de toda la creación y al mismo tiempo del trabajo y del drama histórico de la humanidad. Levantados sobre la comunidad orante, y ofrecidos al Padre, ellos proclaman pues la dignidad inviolable de cada hombre-hijo de Dios. Y a la mesa eucarística confluyen todas las misas que Jesucristo en medio de los hombres ha querido visitar, compartir, preparar. Celebrar la Eucaristía se hace así “escuela de sabiduría”, y celebrarla en la vida y en la historia es vivir la “bienaventuranza” evangélica. En la Eucaristía nuestros ojos siguen contemplando al Amor de Dios, que se rebaja a la altura de nuestros pies y de nuestras debilidades, para servir y redimir a todos dando Su vida. 4 La “forma eucarística”, pues, es la dimensión íntima y profunda de nuestra diaconía: en este rebajarnos como lo hizo Jesucristo, nosotros aprendemos a ser signos creíbles y eficaces de Su presencia renovadora, y al mismo tiempo testigos y ejemplos de una Iglesia servidora, que se hace obediente al mandato del Señor, buscando incansablemente el bien de la humanidad en los diferentes lugares de la historia. Dios camina con nosotros hacia el futuro y, al mismo tiempo, Él viene hacia nosotros con los pobres y con todos los que buscan verdad, justicia y libertad. “Bienaventurados los pobres, porque de ellos es el Reino de los Cielos”. La esperanza no es atender, sino adelantar. Los pobres son los que han vencido y siguen venciendo la idolatría de las cosas, de la libertad ilimitada, del poder. Ellos tienen en ellos mismos – como dice Bernanós – el “secreto de la esperanza”. En este contexto, nuestro ministerio está viviendo un tiempo particular de gracia, un crecimiento consciente y responsable, un desarrollo misional y pastoral cada vez más fiel y atento a las necesidades sociales que encontramos en las diferentes áreas del mundo. Por eso, en nombre del Centro Internacional del Diaconado, estamos preparando con Yves Brisciano y Aurelio Ortín el próximo Encuentro de Diáconos del Área del Mediterráneo, programado para fines de agosto del año 2008 (dos mil ocho). Como ya sabéis, pensamos que será posible hacer este Encuentro en Turquía, y constituir en la misma ocasión el CIDAM (Centro Internacional para el Diaconado en el Área Mediterránea). Será sin duda una nueva oportunidad para profundizar en los contactos entre diáconos que trabajan en regiones diferentes del mundo particularmente afligidas por la guerra y la pobreza, y crecer en una actitud fructuosa de comunión y comunicación. Por eso, hemos pensado tratar allí el tema “Tiempo de paz, tiempo de diaconía”. El camino diaconal es aún muy largo, y todos tenemos que trabajar incansablemente para promover con pasión, eficacia y fecundidad la diaconía en la Iglesia y en el mundo. En este camino que compromete y da gozo, los diáconos debemos ser los “pioneros de la nueva civilización del amor”. Éste es el deseo más grande para el desarrollo de nuestra diakonía en este nuevo milenio. Gracias.

 

[1] I Diaconi: annunziatori della Parola, ministri dell’altare e della carità, Edizioni San Paolo, Cinesello Balsamo, 1998; Diaconato. Servizio e Missione: dal Concilio Vaticano II a Giovanni Paolo II, Libreria Editrice Vaticana, Città del Vaticano, 2006; Enchiridion sul diaconato. Le fonti e i documenti ufficiali della Chiesa, Libreria Editrice Vaticana, Città del Vaticano, ©2009; Il Concilio Vaticano II e il Diaconato. La Chiesa mistero di comunione e di servizio, Libreria Editrice Vaticana, Città del Vaticano, 2013.

 

Anuncios

Publicado el 18 mayo, 2016 en Noticias diaconado Iglesia Universal, Testimonios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Diácono Miguel Angel Flores-Montúfar Zúñiga

    Queridos hermanos diáconos de la Iglesia mi saludo y oración por el éxito del Jubileo de los diáconos permanentes en Roma este próximo 29 de Mayo. Oren también por este servidor y por los pocos diáconos permanentes en mi país el Perú. En mi diócesis somos 08 en ejercicio y los mayores ya tienen 23 años de ordenados y los últimos 6. Yo tengo 15 pero el problema real es que no tenemos apoyo como quisiéramos, para ejercer este ministerio y no son los fieles los que desconocen de nuestra labor y de nuestro ministerio. El problema mayor son los sacerdotes quienes desconocen de la teología del diaconado permanente. Y no se ama lo que no se conoce. Oren por nosotros.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: