Anuncios

Un año de la primera ordenación de diáconos permanentes en Irlanda: ocho para Dublín

El arzobispo Diarmuid Martin ha ordenado este fin de semana de fiesta nacional  a ocho diáconos permanentes. Esta es la primera ordenación de los diáconos permanentes en Irlanda.

Mientras el ministro de diáconos permanentes en muchas otras Iglesias de Europa, este es el primer grupo en ser ordenado al diaconado en Irlanda. Otros siete diócesis de todo el país tienen los diáconos permanentes en la formación en este momento. Formación al Diaconado implica cuatro años de preparación para el ministerio ordenado, que incluye el estudio académico, espiritual, humana y pastoral.

Las áreas del ministerio confiado a los diáconos caen en tres categorías generales, el Altar, la Palabra y la Caridad. Los diáconos pueden ayudar al sacerdote en la celebración de la Eucaristía; pueden celebrar el bautismo y el matrimonio y presidir los funerales. También estarán facilitando visitar a los enfermos, los presos y los afligidos y promover el conocimiento de la doctrina social de la iglesia.

Este es un ministerio a tiempo parcial voluntario sin embargo, si los diáconos han tomado la jubilación anticipada o la reducción de sus compromisos de trabajo que pueden ser capaces de ofrecer un mayor compromiso de tiempo.

Los nuevos diáconos trabajarán en equipos parroquiales de la Arquidiócesis de Dublín. Ellos se unirán a los sacerdotes y agentes de pastoral laicos parroquiales en las parroquias. Dublín era la primera diócesis en el país para entrenar y nombrar a los trabajadores pastorales parroquiales hace más de cuatro años. Hoy en día doce hombres y veinte mujeres trabajan en parroquias de la Diócesis. El papel del agente de pastoral parroquial es trabajar con los sacerdotes y las comunidades en el desarrollo de una comprensión de la fe y para apoyar y desarrollar iniciativas parroquiales alrededor de la oración y los sacramentos.

extremos

Los ocho diáconos están ordenados al Diaconado Permanente son:

  • Sr. Eric Cooney, Monkstown, que actualmente trabajan en los servicios financieros.
  • Sr. Gabriel Corcoran, Dundrum, que actualmente trabaja como profesor en el Instituto de Tecnología de Dublín.
  • Sr. Gerard Larkin, Templeogue.
  • Sr. Gerard Reilly, Donaghmede, que trabajan en los servicios financieros
  • Sr. Jim Adams, Bonnybrook
  • Sr. Joe Walsh, Lucan Sur, se retiró
  • Sr. Noel Ryan, Ballinteer, se retiró
  • Sr. Steve Maher, Malahide, trabajador semi-retirado y ex Aer Lingus.

dublindiocese

ORDENACIÓN DE OCHO DIACONOS DE SERVICIO EN LA ARQUIDIÓCESIS DE DUBLÍN

Notas de la homilía de
Mons Diarmuid Martin
arzobispo de Dublín

———

Pro-Catedral, el sábado 4 de junio de el año 2016 11 a.m.

Uno de los logros importantes de la reflexión del Concilio Vaticano II sobre la Iglesia fue la restauración en la Iglesia latina del ministerio de los diáconos. Las Iglesias orientales habían mantenido siempre claramente el oficio de diácono en la liturgia y en la comunidad. En la Iglesia latina, sin embargo, el diaconado se había reducido a un último paso en el camino hacia el sacerdocio. En la mente de los católicos ordinarios el oficio de diácono como un elemento fundamental del ministerio de la Iglesia se había perdido.

El Vaticano II nos recordó lo que el oficio de diácono es. . El diaconado es un llamado específico a un ministerio de servicio conferido por la imposición de manos
Lumen Gentium dice: “con la gracia sacramental, en comunión con el obispo y su grupo de sacerdotes, [diáconos] son llamados a servir en la Diaconía de la liturgia, de la palabra y de la caridad al pueblo de Dios “.

Por consiguiente, el diaconado es un ministerio permanente con sus propias características. No es una solución para salir del paso inventado para hacer frente a una caída en el número de sacerdotes. La restauración del diaconado, en todo caso, se debe provocando una reflexión más profunda sobre la pluralidad de carismas y ministerios que están presentes en la Iglesia. El diaconado no es un sustituto sino un llamado a ser testigo de una dimensión particular de la misión de la Iglesia.

Cuando decimos que la misión del diácono es un ministerio de servicio, estamos afirmando que el diácono en la Iglesia es de una manera especial un signo y un testimonio de Cristo que vino “no para ser servido, sino a servir”. El diaconado no es un sustituto para los sacerdotes; el ministerio del diácono de hecho también puede ser un ministerio de los sacerdotes, nos recuerda sacerdotes para presenciar de manera más eficaz al servicio en nuestras propias vidas.

Siempre que cualquier ministerio en la Iglesia pierde la característica de servicio, entonces puede degenerar rápidamente, degenerar en lo opuesto al ministerio, a la tentación del egoísmo, hacia la utilización de ministerio realmente para nuestro propio prestigio. Cuando se ejerce autoridad sagrada servicio no tan eclesial, pero en nuestro propio interés, a continuación, una verdadera traición a la autoridad sagrada se lleva a cabo.

Todo el servicio en la Iglesia debe estar marcada por la humildad. la humildad auténtica no es fácil. Uno puede, paradójicamente, estar orgulloso de sentirse humilde. Uno puede sentir contento cuando otros dicen que somos humildes. Esa no es la humildad. Jesús nos mostró su verdadera identidad y la del Padre a través de humillarse y le vaciado y que “no tuvo en cuenta su igualdad con Dios como algo a ser explotado”. Sólo podemos dar testimonio del poder y la verdad de Cristo, cuando nuestro testimonio es realmente marcado con la misericordia y la compasión de Cristo.

Jesús mismo, entonces, es el verdadero modelo para aquellos que aspirar al diaconado. La recompensa de la oficina del diácono no es ninguna gloria personal o reconocimiento social, sino más bien la gracia que viene de vivir una vida de servicio a la gloria de Dios.
Ustedes, queridos amigos, que hoy son llamados al ministerio de los diáconos, tiene que aprender a separar su vida de todo lo que dificulta la novedad radical del Evangelio de romper a través de las realidades de nuestro tiempo. La lectura del Evangelio nos recuerda que cuando fijamos nuestra en viaje misionero que nos propusimos sólo con los más magros auto-confort. Si librarte de esta manera va a permitir que Jesús aparece y atractivo a la vida de cada persona que encuentre.

El Vaticano II enumeró algunas de las tareas que pertenecen al diácono, pero éstos no están clasificados como una lista exhaustiva, y mucho menos como una lista de cosas que el diácono puede hacer, en lugar de laicos o sacerdotes u obispos. Esto es importante en Irlanda, donde durante tanto tiempo ministerio y sacerdocio eran casi idénticas. La importancia del ministerio no está vinculado con “lo que puede hacer”, frente a “lo que un sacerdote puede hacer”. Diferencia en el ministerio es siempre algo mutuo y la complementariedad, en lugar de estar en la competencia de los conflictos.

Me hizo gracia a un comentario de Francisco recientemente donde dijo que como arzobispo de Buenos Aires, cuando iba a visitar parroquias, muy a menudo un cura le decía: “No es un hombre muy bueno, muy activo en la parroquia, hacer cree que deberíamos proponer que se convierta en un diácono “Y el Papa dijo que siempre confió:” ¿Por qué no lo abandone como un laico! Usted me está diciendo que como laico que está haciendo grandes cosas, lo dejó continuar a hacer grandes cosas como un laico. No tenemos para ordenar a todo el mundo “.

Francisco advierte continuamente sobre los peligros del clericalismo: “El clericalismo olvida que la visibilidad y la sacramentalidad de la Iglesia pertenecen a todo el pueblo de Dios no sólo a los pocos elegidos e ilustrada”.

“La visibilidad y la sacramentalidad de la Iglesia pertenecen a todo el pueblo de Dios”. Debemos hacer hincapié en la complementariedad de los ministerios dentro de la Iglesia y sobre todo mejorar los Ministerios de hombres y mujeres laicos.
Estoy perseguido por un presupuesto de Emérito Papa Benedicto con motivo de la beatificación del cardenal John Henry Newman. Dijo: “El servicio al que el Beato John Henry fue llamado consistió en aplicarle su agudo intelecto y su prolífica pluma a muchos de los” sujetos del día “más urgentes”.

Si el lugar de la Iglesia en la actual discusión social y política en Irlanda se arriesga a convertirse cada vez más marginal, esto no es sólo debido a algún tipo de exclusión externa; también se debe a la Iglesia en Irlanda es muy escaso en “agudos intelectos y bolígrafos prolíficos que abordan los temas acuciantes del momento”.

Se trata de un papel especialmente para los hombres y mujeres laicos competentes y educados en su fe. La contribución de la Iglesia a la mejora de la sociedad no se logrará simplemente con el comentario político negativo. No se logrará mediante el análisis morbosa y depresiva de los males de la Iglesia. Nunca va a ser alcanzado por medios religiosos que se dejan reducir a meras blogs de chismes de oficina. No se puede lograr mediante la creación de una iglesia neo-administrativo, centrado sólo en sacerdotes.

Lo que necesitamos es una afirmación vibrante de la “alegría del Evangelio”. Puede parecer una paradoja, sino una afirmación sin laico vibrante de la “alegría del Evangelio” nunca producirá sacerdotal vocaciones. Una Iglesia que no es así en todos los niveles irradian la “alegría del Evangelio” es una Iglesia condenada al estancamiento, se cerró en dentro de una zona de confort irreal, enfocado hacia el interior en lugar de llegar y abrazar a los marginados y llevarlos a la alegría del Evangelio a través de nuestro servicio.

Debemos recordar que la necesidad de diversificación del ministerio en la Iglesia primitiva, mencionada en el capítulo 6 de los Hechos de los Apóstoles, se hizo evidente para garantizar que la distribución de pan a las viudas podría alcanzarse con mayor eficacia. “Pan para viudas” debe ser traducido por nosotros en lo que hoy son las necesidades de los marginados.

La Iglesia en Dublín se goza de la gracia de la ordenación de hoy ocho nuevos diáconos permanentes. En nombre de toda la comunidad de la Iglesia en Dublín, con todos sus variados ministerios, les doy la bienvenida y la contribución que puede traer, como todos nosotros, con nuestros muchos y diversos regalos, comprometo a trabajar juntos en la misión de animar nuestra fe en Jesucristo y compartir con otros la “alegría del Evangelio”

homilia8diaconosDublin

 

Los ocho hombres Dublín ordenados en el Pro-Catedral son: Eric Cooney de Monkstown, Gabriel Corcoran de Dundrum ,
Gerard Larkin de Templeogue; Gerard Reilly de Donaghmede, Jim Adams de Donnybrook, Joe Walsh, de Lucan, Noel Ryan de Ballinteer (extremo derecho en la fila de atrás) y Steve Maher de Malahide. Todos están casados, excepto el Sr. Walsh.


Noel estudió para el Diaconado Permanente en Mater Dei Instituto en Clonliffe Colegio
y también llevó a cabo un programa de formación práctica en Ballinteer Parroquia
bajo la guía del P. Richard Behan, Moderador.


Su ministerio será a tiempo parcial voluntario y. Ahora pueden ayudar a los sacerdotes en la celebración
de la Eucaristía y celebrar bautismos, así como oficiar matrimonios y presidir los funerales. El Diáconos también va a visitar a los enfermos, los presos y los afligidos y promover el conocimiento de la doctrina social de la iglesia.


Otros siete diócesis de todo el Estado tienen diáconos permanentes en formación.
Los diáconos permanentes son razonablemente comunes en otras partes de la Europa católica.
Los diáconos trabajarán en equipos parroquiales junto con sacerdotes y laicos agentes de pastoral de la parroquia.
Hace cuatro años, Dublín también fue primera en Irlanda formar y nombrar a los agentes de pastoral.
Hoy en día hay 12 hombres y 20 mujeres en este tipo de papeles a lo largo de la arquidiócesis.
Ellos ayudan a profundizar en el conocimiento de la fe y de apoyo a iniciativas en torno a la oración y los sacramentos.

     

Noel Ryan y diáconos permanentes compañeros

 

Los ocho diáconos permanentes con el arzobispo Martin después de su ordenación.


Por favor, haga clic abajo para leer Homilía del Arzobispo Martin de la ceremonia de ordenación


Haga clic aquí        Rev Noel RyanDiaconado permanente

ballinteer

Anuncios

Publicado el 4 junio, 2016 en Ordenaciones y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: