Anuncios

Un lector que no recibiría jamás la comunión de manos de un diácono

Dice así:

“No son curas frustrados… ¡¡¡¡SON CURAS FRUSTRADÍSIMOS!!! ¿qué objeto tiene querer hacer lo que hace un sacerdote si en verdad no lo eres? para mi la figura del diácono sobra, es como algo “ornamental”. Si sienten un llamado de Cristo y no quieren ser curas pues ahí están los monasterios y congregaciones de hermanos como los salesianos o los capuchinos. Yo personalmente, jamás recibiría la comunión de manos de un diácono: “Hoy doy el Cuerpo de Cristo y esta noche me acuesto con mi mujer” ESO ES FALTA DE RESPETO”.

Comentario a: No-somos-curas-frustrados-diacono-enrique-diez

 

David Jiménez ha comentado:

¡Madre mía! Robert. Me parece que este comentario lo que denota es simplemente falta de formación.Vamos por partes:

1. Los diáconos no son sacerdotes. Es un ministro ordenado, sí, pero es el grado inferior del sacramento.

2. Es una vocación reconocida desde antiguo por la Iglesia, distinta de la presbiteral o la monástica. Ha dado grandes santos: san Esteban, san Felipe, san Lorenzo, san Vicente, Francisco de Asís, …. Restaurada a partir del Vaticano II en grado permanente.

3. Desde antiguo los que llevaban la comunión a presentes y ausentes eran los diáconos. Y actualmente la liturgia los tiene como ministros de la comunión. De hecho, en una eucaristía, los diáconos asistentes tienen prevalencia en el reparto de comunión tras el que preside, por delante incluso de los demás sacerdotes concelebrantes.

4. Dicho esto: ¿No querría Ud. recibir la comunión de manos de San Lorenzo o san Vicente? Pues vaya, lo siento.

5. ¿Y eso es así porque el diácono puede ser casado? No sé en qué Iglesia milita Ud. En la católica, desde siempre, tener relaciones con la esposa propia ni es impuro ni pecado. De hecho es un acto propio del matrimonio. ¿Lo sabía?

6. En la Iglesia católica, por si no lo sabía, hay muchos casos de ministros ordenados casados. En los llamados ritos orientales los sacerdotes pueden ser casados. Espero que no se vea Ud. obligado a ir a alguno de los países donde se encuentran, pues si quiere asistir a misa a lo mejor no tiene más remedio que comulgar de las “impuras manos” de un sacerdote casado. Pero no se preocupe, Dios sabe que Ud. se vio obligado a ello. Se lo perdonará.

 

Enrique ha comentado:

Lo importante no es de quién recibe la comunión cuando comulgue sino que usted esté en comunión con la Iglesia cuando lo haga. Piense en eso cuando se cambie de fila para no recibir la comunión de un diácono o de cualquier persona que distribuye la comunión con la bendición de la Iglesia. Que Dios le llene con su amor.

Anuncios

Publicado el 6 agosto, 2018 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: