Anuncios

Carlos Echevarría, el deuterodiácono hondureño

Llamado por el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez el “deuterodiácono”, es residente del municipio en Santa Lucia, allí desarrolla su labor pastoral, en la parroquia “Cristo de las Mercedes” donde ejerce su ministerio diaconal sirviendo al altar en una de las misas del domingo, allí le toca predicar, además de impartir la formación cristiana a los adultos y las demás actividades que le son conferidos al diaconado.

¿Cómo fue su infancia?

Mi infancia fue marcada por la religión Católica, en mi casa se bendecía el alimento, se daba gracias, se rezaba el Rosario todos los días y en ese ambiente fui creciendo, mi familia era sumamente católica nos acostumbramos todos a ir a misa los domingos.foto1-e1537996903779

¿Cuáles son los  orígenes de sus padres?

Ambos nacieron en Costa Rica, mi papá se sentía un poco vasco de apellido Echeverría y su segundo apellido Elizondo. Son del área vasco de Navarra decía él que veníamos por lo cual él apoyaba a lo lejos al Osasuna y su servidor también. Yo no tengo problema, con el Real Madrid y el Barcelona siempre con el Osasuna ahora en segunda división.

¿Cómo describe sus anhelos desde su niñez?

Mi anhelo juvenil era llegar a ser sacerdote para eso me preparé tuve la bendición de estar en una universidad muy seria la Universidad Gregoriana de los Jesuitas y la tremenda bendición de coincidir con el Concilio Vaticano II, por lo tanto, ver la figura de Juan XXIII y de Pablo VI fue para mí algo muy especial.

¿Que lo molesta y lo hace enojar?

La injusticia, la farsa de algunos políticos; nos hacen la vida de cuadritos.  A veces nos dicen una cosa luego nos dicen otra, se ha manejado el país de mala manera, este es un país sumamente rico, pero lamentablemente ha estado muy mal administrado, muy bien robado, y durante mucho tiempo en total impunidad.

 ¿Cuál ha sido el  día más feliz de su vida?

He tenido unos días muy felices cuando me gradué en la Universidad Gregoriana era difícil, cuando me casé, cuando nacieron mis hijos, cuando me gradué en la maestría y cuando fui ordenado diácono en la Iglesia católica son los días que lo marcan a uno para toda la vida.

¿Cómo vive usted su diaconado?

Encomendándome al Señor, haciendo la tarea que le toca a uno, estamos cooperando con la Universidad Católica, También en el ministerio sirviendo al altar en una de las misas allá en Santa Lucía, me toca predicar en esa Misa, también me toca a mí la formación cristiana a los adultos estamos por tres años consecutivos con esa tarea que es muy gratificante, porque son gente que a su edad anda buscando al Señor.

¿Cómo recibió la noticia que sería diácono, quien se la dio?

Me la dio el presbíterio asistí un domingo a la celebración de la Divina Misericordia hace como seis años cuando fue ordenado el primer diácono permanente el doctor Elio Alvarenga, uno de los sacerdotes dijo Carlos va a ser el próximo y otros presbíteros que me conocían repitieron lo mismo, la cosa   llegó al cardenal fue más prudente y dijo “pedid y recibiréis” al mes me llamó mi párroco que era el padre Tony Salinas y me dijo Carlos ya discutimos y aprobamos lo tuyo.p14echeverria

¿Qué hacer en los momentos difíciles que vive la Iglesia?

Ahorita nos toca enderezar el camino, formar mejor en los seminarios a nuestros sacerdotes ayudarles a discernir mejor, hacer más oración por la santa madre Iglesia y por sus ministros y si alguien falla hay que tener tolerancia cero e incluso colaborar con las autoridades civiles en cada uno de los países, porque no se puede tolerar, que se haga daño especialmente a niños y a jóvenes que se nos han sido confiados.

¿Qué propuestas podemos dar para mejorar la Iglesia?

Hay que poner las cosas en perspectiva, no podemos excusar los pecados cometidos, pero por otro lado también tenemos que ver la santidad de la Iglesia, mucho más, los presbíteros que han consagrado su vida al Señor y en total fidelidad que son una inmensa mayoría y es conocer el bien y es de su pastoral de los sacramentos la fe y su actividad social, la Iglesia beneficia a tantos seres humanos en el mundo entero hay que tener fe en Dios, hay que darle paso a la esperanza para que las cosas se produzcan de la manera correcta.

img_0770

 

 

Conozca al diácono

Carlos Echeverría

Nació en Costa Rica realizó estudios en Francia y en la Universidad Gregoriana de Roma, está casado es padre de 4 hijos, es el segundo diácono permanente en la Arquidiócesis de Tegucigalpa actualmente contribuye en la formación de los seminaristas en el Seminario Mayor  “Nuestra Señora de Suyapa”, y colabora en la Universidad Católica.

por Amarys Galeano en Fides Diario

“Originario de Costa Rica, en sus planes estaba el  ser sacerdote, pero Dios cambio de rumbo su vocación para servir aquí en nuestro país, sin saber que sería aquí donde le haría el llamado para ser ordenado Diácono Permanente”.

Nació una Navidad de 1943, en San José  de Costa Rica de niño creció en un hogar sumamente católico, con amor filial a la Santa Eucaristía y a la Madre Santísima. En una plática amena el futuro Diácono Permanente nos cuenta un poco de su vida, las expectativas que tiene ante este gran acontecimiento que está por vivir y el compromiso que desde ahora adquiere.
“Mi padre Carlos Roger Echeverría Elizondo era Farmacéutico y profesor universitario un caballero Mariano, él siempre anduvo en los pasos del Señor, mi mamá Margarita Coto Montero, era maestra también y sabia de contabilidad era muy católica, poco después cuando nos tuvo a nosotros se dedicó a las actividades de casa y nos inculcó  a estar siempre pendientes del Señor, jamás nos perdíamos la Misa de todos los domingos y en otras devociones como el Rosario de la Aurora”.
Son cuatro hermanos, dos mujeres y dos varones. Don Carlos recuerda que a temprana edad fue monaguillo del Padre Troyo que después llegó a ser Obispo Auxiliar de San José Monseñor Antonio Troyo. “La misa era en latín, mi papá que sabía latín me enseñó lo básico del latín para que yo no repitiera sin saber lo que estaba diciendo”. “En ese ambiente entre rosarios y eucaristías fui creciendo”.

“ME NACIÓ EL DESEO DE ENTRAR AL SEMINARIO”
Él estudio en una escuela pública de San José de Costa Rica, pero poco después nace dentro de él una inquietud a la vida sacerdotal.” “Me nació el deseo de entrar al seminario a la edad de trece años, había un seminario menor, entonces entré y cuando estaba en cuarto curso hicieron unas pruebas para dar unas becas y yo me la gané para ir a estudiar a Roma y una parte universitaria al seminario mayor, pero resulta que yo no había acabado mi secundaria y el señor Obispo de allá Carlos Humberto Rodríguez me envío a un seminario que queda en el sur de Francia, y allí termine mi secundaria sacando bachillerato francés y después pasé a Roma con la Pontificia Universidad Gregoriana, allí curse toda la filosofía y comencé la Teología, después decidimos el director espiritual y yo que no debía seguir mi formación, uno entra al seminario también a discernir si es o no su vocación y en ese momento pensamos que no debíamos seguir”.
Así es que a la edad de 23 años desiste de la idea de ser sacerdote y regresa a su natal Costa Rica.

SU LLEGADA A HONDURAS
Él viene a nuestro país ya que en Costa Rica se realizó un Congreso de Filósofos Centroamericanos y la Universidad de Honduras pidió un profesor para aquí Honduras. “A mí me nombró la Universidad de Costa Rica para poderme prestar a la universidad de Honduras, vine aquí por un año, renové por otro y después me quedé”.

LA FAMILIA
A los dos años de estar aquí en Honduras formó su hogar “Mi esposa es licenciada en Pedagogía y tiene un posgrado en Filosofía, ella se llama Vilma Mondragón Alvarado, es de Choluteca y hemos tenido cuatro hijos: Diego, Marcela, Beatríz y Diana y tengo seis nietos”.
“Si bien yo me retiré del seminario, nunca se me ocurrió retirarme de la Iglesia, entonces ayudaba en parroquias y siempre hemos estado sirviendo a la Iglesia”.
Él ha forjado una larga carrera profesional en el país, ha sido Jefe del Departamento de Filosofía, coordinador de la carrera de Filosofía, director académico de la Universidad, ha laborado en UNITEC. Desde hace cinco años es profesor del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa.p5dialogos3

ANÉCDOTA
Recuerda que  cuando asistió a la Ordenación Diaconal del Doctor Elio David Alvarenga al salir uno de los sacerdotes le dijo “miren Carlos va a ser el próximo y otros dijeron lo mismo eso lo escuchó el Obispo Auxiliar Monseñor Juan José Pineda que quien también dijo lo mismo y el Cardenal Rodríguez dijo: pidan y recibirán”. “Yo lo tomé a broma, mi sorpresa fue que a los días el Padre Tony Salinas que estaba en mi comunidad de Santa Lucía,  me comentó que habían discutido el asunto en reunión de Clero y que habían dado el visto bueno, siempre y cuando mi esposa Vilma estuviera de acuerdo, yo hablé con ella y le expliqué lo que eso significaba…, ella conversó con el Padre Tony Salinas y al salir me otorgó el permiso”.
Desde entonces don Carlos Echeverría comenzó su periodo de preparación que ha durado alrededor de tres años “He continuado mis estudios de Teología, aprendiendo un poco más de Pastoral, viendo algo más sobre Liturgia”.

OBEDIENCIA
“Sé que el Diácono tiene las funciones que el Obispo quiera darle, él nos puede dar funciones de caridad, ocuparse de lo que llamados nosotros la dimensión samaritana, o puede ser que un Diácono esté ligado a la enseñanza, también el Diácono tiene funciones Litúrgicas entre otras”. “Uno asiste al Obispo en el desarrollo de la Diócesis en este caso de la Arquidiócesis en las funciones que le asigne, vamos a ver que me asigna a mí”.
Al darse cuenta que sería nombrado como Diácono Permanente él se informó: “Me fui de inmediato a Documentos del Vaticano para ver cuáles eran las funciones, requisitos y la manera de prepararse vi que era una función seria, de hecho no es que uno quiera ser Diácono o que uno lo haya buscado, sino que es un llamado del Señor, si ya estaba comprometido como laico pues ahora se me hace este llamado de entregarme más dentro de la vida de la Madre Iglesia”.
Él cuenta con el apoyo de su familia, quienes muy jubilosos  serán testigos de este acontecimiento histórico, él será el segundo Diácono Permanente Ordenado en nuestro país.

 

Diálogo “Fe y Razón”
Diaconado permanente
Carlos E. Echeverría Coto
carlosecheverriac@gmail.com
El diácono es el ministro consagrado menos conocido. La razón es muy sencilla. El diaconado, que tuvo abundantes representantes en los primeros siglos dela Iglesia, muchos de los cuales llegaron a los altares, fue desapareciendo como institución permanente. El por qué se lo dejo a los expertos en Historia Eclesiástica. Únicamente recordaré, en primer lugar, que durante las primeras seis décadas del siglo XX (y desde muchísimo tiempo atrás), eran ordenados diáconos únicamente quienes se preparaban al sacerdocio –o sea que se trataba de un ministerio transitorio. En segundo lugar, que el Concilio Vaticano II, en la Constitución Dogmática Lumen Gentium sobre la Iglesia, numeral 29 resolvió “…restablecer en adelante el diaconado como grado propio y permanente”, habiendo recordado pocas líneas atrás que se trata de “…el grado inferior de la jerarquía”. En tercer lugar se dispone que pueden optar al diaconado permanente hombres jóvenes, quienes deberán conservarse célibes, pero también “…hombres de edad madura, aunque estén casados.”
La feligresía católica de Honduras ha tenido poca oportunidad de interactuar con los diáconos, pues, además de su tradicional condición transitoria, su número ha sido insuficiente para cubrir todas las parroquias y su duración ha sido breve. Les han visto ayudando en el altar, quizá bautizando, leyendo el evangelio y tal vez predicando. Otros menesteres pastorales también los realizan los seminaristas, los ministros extraordinarios de la comunión y los delegados de la Palabra.
Es oficio propio del diácono, según Vaticano II “…la administración solemne del bautismo, el conservar y distribuir la Eucaristía, el asistir en nombre de la Iglesia y bendecir los matrimonios, llevar el viático a los moribundos, leer la Sagrada Escritura a los fieles, instruir y exhortar al pueblo, presidir el culto y la oración de los fieles, administrar los sacramentales, presidir los ritos de funerales y sepelios” además de estar “dedicados a los oficios de caridad y
En la Iglesia hondureña la decisión de ordenar varones casados como diáconos permanentes, es muy reciente (unos 3 años), al punto de tener en la Arquidiócesis de Tegucigalpa un único diácono permanente en la persona del Rector de la Universidad Católica, Dr. Elio David Alvarenga. El que esto escribe será, Dios mediante, el segundo, a partir del 20 de junio. Algunos diáconos permanentes, ordenados en el extranjero y pertenecientes a órdenes religiosas, en poco número, han estado ocasionalmente apoyando a la jerarquía en algunas diócesis de Honduras. Tal es el caso actual del Diácono José Peñate, en la cuasi parroquia de la Santísima Trinidad.
Los diáconos permanentes casados lo llegan a ser, mediante autorización de su esposa. No puede ser de otro modo, pues se trata, en ambos casos, de un estado de vida de carácter sacramental, cuyos efectos son permanentes. Las responsabilidades de esposo y padre no se deben ver afectadas, antes bien, deberán ser desempeñadas con mayor dedicación, si cabe. Por su parte, se espera que la familia de estos diáconos sea ejemplo de vida cristiana en sus respectivas comunidades y brinden su apoyoen el desempeño de las funciones en que puedan cooperar.
Pedimos a nuestros amables lectores oraciones reiteradas por todos los que en estas semanas y en toda Honduras, están recibiendo el orden presbiteral y el orden diaconal.

por Suyapa Banegas en Semanario Fides

Anuncios

Publicado el 3 noviembre, 2018 en Noticias diaconado Iglesia Universal, Testimonios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: