El diácono, las religiosas y la Sangre de Cristo derramada

Errores suelen ocurrir en todos lados, es cierto; sin embargo, esto no significa que se deba perder el decoro, o la reverencia, ante lo sagrado si el error se comete ante la presencia de Dios. Estas monjas nos dieron una gran lección al respecto.

Vino consagrado, Sangre de Cristo

Durante de la Misa de las 10 de la mañana del domingo pasado, el diácono Mike Hinger, quien trabaja en la ‘Saint Maximilian Kolbe Catholic Church’, ubicada en Liberty Township, Ohio, Estados Unidos, dejó caer accidentalmente un poco de vino consagrado, o Sangre de Cristo, en la alfombra.

En cuanto se pudo, según nos lo narra el diácono en su cuenta de Facebook, tres monjas se acercaron hacia la mancha y se arrodillaron e hicieron reverencia. El diácono cumplió con su deber al limpiar la mancha, mientras las hermanas oraban al costado.

“Postradas en adoración esperando a que yo volviera”

La publicación del diácono indicó lo siguiente:

“Este fin de semana pasado en la misa de 10:00, accidentalmente derramé algo de la preciosa Sangre de Jesús en la alfombra durante la comunión. De inmediato puse un purificador de tela sobre el derrame para que nadie lo pise hasta que pudiera limpiarlo después de Misa.

Al llegar el momento, fui a la sacristía a buscar un poco de agua y purificadores adicionales para limpiar la Sangre Preciosa. Cuando llegué a la parte principal de la iglesia, habían 3 monjas de las ‘Hijos de María’, que habían asistido a la Misa, arrodilladas alrededor de la Sangre Preciosa derramada, con sus caras abajo, en adoración, esperando que vuelva.

Yo, junto con otros, fui bastante movido por el testimonio de las hermanas sobre la verdadera presencia de Jesús en la Eucaristía. Un feligrés estaba tan movido que tomó una foto y la compartió conmigo.

Luego, más tarde ese día, pensé… ¿cuántos de nosotros pensábamos ir a arrodillarnos así en adoración hasta que se limpiara la Sangre Preciosa? Sin duda, algo sobre lo que reflexionar”

74159932_2529200447405467_2954751299930816512_n

El pasado fin de semana en la Misa de las 10:00, accidentalmente derramé algo de La Preciosa Sangre de Jesús en la alfombra durante la Comunión. Inmediatamente coloqué un purificador de tela sobre el derrame para que nadie pisara el área hasta que pudiera limpiar el derrame después de la misa. Después de que la misa terminó, fui a la sacristía para obtener agua y purificadores de tela adicionales para limpiar The Precious Sangre. Cuando salí a la parte principal de la Iglesia, había 3 monjas de The Children of Mary que habían asistido a la misa de las 10:00 arrodilladas alrededor de la Preciosa Sangre derramada con sus caras hacia abajo en adoración esperando que regrese. Yo, junto con otros, me conmovió mucho el testimonio de las hermanas de la verdadera presencia de Jesús en la Eucaristía. Una feligresa se conmovió tanto que tomó una foto y la compartió conmigo.

 

Pensé después … ¿Cuántos de nosotros pensaríamos arrodillarnos así en adoración hasta que la Preciosa Sangre fuera limpiada? Ciertamente algo sobre lo que reflexionar.

 

Paz a todos. … Diácono Dad

Church Pop

Publicado el 25 noviembre, 2019 en Noticias diaconado Iglesia Universal. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: