Anuncios

Archivo de la categoría: Noticias diaconado de Madrid

El arzobispo de Madrid instituirá acólito y lector en el Seminario Conciliar de Madrid a Pedro Jiménez Gómez, candidato a diácono permanente

El próximo 19 de enero a las 20:00 horas en el Seminario Conciliar será instituido en los ministerios de acólito y lector Pedro Jiménez Gómez, candidato a diácono permanente por el cardenal arzobispo D. Carlos Osoro Sierra


Pedro Antonio Jiménez Gómez 
 (30/X/1971),

Está casado con Doña Alicia Moreno Valentín desde octubre de 1997 y son padres de Juan Pedro, María de la Paloma e Isabel Qinday.

Pertenece a la parroquia de San Miguel Arcángel  de Moralzarzal

Algunos datos de Pedro:

 Trabaja como profesor titular responsable del Área de Microbiología de la Universidad San Pablo CEU

  • Licenciado en Ciencias Biológicas (Universidad Complutense Madrid),
  • Doctor por la Universidad San Pablo CEU.
  • Gestor y Auditor Europeo de los sistemas de Gestión de la Calidad y de los Sistemas de Gestión del medio ambiente. (European Organization for Quality)
  • Técnico superior en Prevención de Riesgos laborales en las especialidades de Ergonomía y Psicosociología, Seguridad e Higiene industrial.
  • Máster Universitario Business Administration.
  • 40 publicaciones científicas en revistas científicas.
  • Responsable del Área de promoción de la Salud (Fundación Universitaria San Pablo CEU).
  • Premio Ángel Herrera a la mejor labor docente 2010.
  • Premio Ángel Herrera a la mejor labor de investigación 2012.pedro (2) - copia
Anuncios

Fallece D. Jesús Enrique García Rivas, el que fue responsable del Diaconado Permanente en Madrid

D. Jesús Enrique fue el responsable del Diaconado Permanente de la Archidiócesis de Madrid-Alcalá en 1991. Siguió los años 1992 y 1993 encargado del diaconado de las tres diócesis y tras un periodo en la vida monástica se hizo cargo de los diáconos permanentes de la diócesis de Getafe.liturgia3web

El sacerdote D. Jesús Enrique García Rivas, Delegado diocesano de Liturgia, ha fallecido en el Centro de Cuidados Paliativos ‘La Laguna’ en Madrid, la tarde del lunes 1 de enero  de 2018.
El obispo de Getafe, D. Joaquín María López de Andújar, presidirá hoy martes 2 de enero, la misa exequial a las 20.00 horas, en la capilla del tanatorio de Getafe donde descansan los restos mortales del sacerdote.
Mañana miércoles 3 de enero, a las 11.00 horas, el vicario general, D. Javier Romera, celebrará la eucaristía en el tanatorio.
A las 12.15 horas, el obispo diocesano presidirá el entierro en el cementerio viejo de Pinto.

 
Biografía
D. Jesús Enrique García Rivas nació en Getafe, en 1954. Fue ordenado sacerdote en 1978. Obtuvo su licenciatura en Teología Pastoral en la Universidad Pontificia de Salamanca. Su primera tarea fue como vicario parroquial, desde 1978 a 1982, en la Parroquia San Nicasio (Leganés). Desde 1982 a 1989 fue ecónomo de esa misma parroquia.
Durante dos periodos fue arcipreste en Leganés, en 1982 y en 1986. En 1983 fue nombrado miembro del Consejo Presbiteral de Madrid.
Fue incardinado en la Diócesis de Getafe en el año 1991 y destinado a la Parroquia Santo Domingo de Silos, en Pinto, donde fue párroco desde 1991 a 1998.
Desde 1998 hasta el año 2002 cursó sus estudios en el Pontificio Consejo de San Anselmo, en Roma, donde obtuvo su licenciatura en Sagrada Liturgia.
En el año 2002 fue nombrado Delegado diocesano de Liturgia, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento.

Apasionado de la fotografía y de la cultura italiana, sobre todo de la música y las diversas manifestaciones artísticas.  A lo largo de toda su vida mantuvo una ferviente actividad evangelizadora, que trasladó también a las redes sociales, incorporando el conocimiento de las nuevas tecnologías a la expansión de la doctrina de la Iglesia Católica, la difusión de la vida de los santos, y la defensa de la liturgia. A él se debe la preparación del calendario propio diocesano.

Que el Señor premie la entrega de su vida en el ministerio sacerdotal. Descanse en Paz.

Diocesis de Getafe

Festividad de San Esteban de la fraternidad diaconal de la archidiócesis de Madrid 2017

Un año más, los diáconos y aspirantes al diaconado de la archidiócesis de Madrid se reunieron el 26 de diciembre para celebrar juntos la fiesta de  San Esteban. Tuvo lugar en la parroquia de San Fulgencio y San Bernardo  sita en el Paseo de San Illán nº 9, donde se comenzó a las 20:15 horas con la Santa Misa, Posteriormente se compartió un ágape fraterno en los salones parroquiales.

Vídeo: testimonio vocacional del diácono Juan Antonio Montón

Vídeo: testimonio vocacional del diácono Francisco Gª-Roca

Vídeo: testimonio vocacional del diácono Santiago Pérez

Vídeo: Entrevista al diácono Cesar Cid y cierre de las Jornadas de Duelo

Entrevista en 13TV al diácono César Cid, de la archidiócesis de Madrid.

Cesar se encarga de acompañar a las personas en los momentos finales de la vida. Su contacto con la muerte le ha permitido desestigmatizarla y aprender a valorarla como un elemento más de la vida.

sesa

VER VÍDEO ENTREVISTA DIÁCONO CESAR CID EN 13TV

El jueves 16 de noviembre, en las XIII Jornadas sobre Duelo, el diácono Cesar Cid cerrará dichas jornadas:

17:30-18:00- ACTIVIDAD VIVENCIAL

Homenaje: Mientras Vivas. Historias de acompañamiento al final de la vida. A cargo de D. César Cid, profesional de los medios. Licenciado en ciencias religiosas. Experto en Duelo

duelo

Pediatra y diácono permanente: un ministro ordenado dentro de la sociedad

Qué es un diácono permanente? ¿Qué hace? ¿de dónde sale esta figura? Responde Javier Villalba, diácono permanente de la diócesis de Madrid y autor del libro Diaconado permanente (Editorial San Pablo)

Un diácono permanente puede administrar el sacramento del Bautismo, del Matrimonio, presidir las exequias, predicar homilías…pero para Javier Villalba –diácono permanente de la diócesis de Madrid y autor del libro Diaconado permanente (Editorial San Pablo)– el «ser», es decir, la identidad del diácono permanente, antecede al «hacer». «Hay gente que me dice que los diáconos permanentes no hacemos gran cosa. Siempre les respondo que no importa lo que se haga. Lo importante es la persona. Al final, el diácono permanente es un ministro ordenado que está en el tejido normalizado de la sociedad y es ahí donde vive su ministerio de servicio».PediatraYDiaconoPermanenteMinistroOrdenadoDentroSociedad.jpg

Javier es también pediatra, está casado y tiene cuatro hijos. En su día a día, «hay veces que el equilibrio es difícil». En ocasiones, «la vida profesional te exige más tiempo»; en otros momentos «estás más ocupado con la familia» o con «la parroquia». Pero a todas estas ocupaciones no se une sus tareas como diácono permanente. «No es una cosa más. Se trata de vivir todo lo anterior, todas las facetas de la vida, desde esa dimensión de servicio propia del diácono permanente».

Por lo tanto, tal y como explica Villalba en su libro –recién publicado y prologado por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro–, uno no es diácono solo cuando va a la parroquia. «Es una identidad que te configura con Jesús en todo lo que haces». «Es vivir desde el servicio, desde la confianza de que Jesús camina contigo, de que te llama, te capacita y te envía a dar un testimonio de confianza en Él». El diácono permanente «es el ministro de lo cotidiano».

Hombres, célibes o casados, centrados en la caridad

El origen del diácono permanente se sitúa en la Iglesia primitiva, aunque posteriormente su figura cayó en desuso. Durante los primeros siglos, este ministerio tenía una vinculación muy estrecha con el obispo y con la labor caritativa de la Iglesia. Atendían a los pobres, a las viudas, a los huérfanos… gente a la que el obispo, por su ministerio concreto, no podía llegar.

El Concilio de Trento ya intentó rehabilitar este ministerio como un grado más dentro del sacramento del Orden destinado a hombres célibes. Sin embargo, fue el Concilio Vaticano II el que lo restauró definitivamente para hombres que también podían estar casados. Actualmente, «en su mayoría, los diáconos permanentes están casados aunque, por supuesto, también los hay célibes», asegura Villalba.

De esta forma, muchos de los diáconos permanentes tienen lo que se llama una doble sacramentalidad: recibieron el sacramento del Matrimonio y, posteriormente, accedieron al sacramento del Orden.

Impulsor de los ministerios laicales

Célibes o casados, la figura del diácono «se pensó en algún momento de la historia como una posible solución a la falta de sacerdotes», explica Javier Villalba. La realidad es que «la vocación del diácono y del cura es diferente, aunque tanto el presbítero como el obispo pasan necesariamente por el grado de diácono, de forma transitoria, dentro del sacramento del orden sacerdotal».LibroDiaconadoPermanente

Sin embargo, el 80 % de los diáconos permanentes del mundo se encuentran en América del Norte y Europa, donde el número de sacerdotes se ha visto estancado en los últimos años. Pero el diácono permanente no está llamado a suplir el trabajo de los curas. Más bien, «es un impulsor de los ministerios laicales». Su figura, insertada en el corazón de la sociedad, «promueve que todos seamos corresponsables dentro de la Iglesia, que los laicos tomen definitivamente un papel activo y sean responsables en la transmisión de la fe».

Diaconado femenino

Además de los laicos en general, Villalba también aboga por una mayor presencia y responsabilidad en particular de las mujeres en las actividades de la iglesia.

En este sentido, el Papa Francisco anunció el año pasado la creación de una comisión de estudio sobre el diaconado femenino. «El Nuevo Testamento nos confirma que en la antigüedad hubo mujeres diaconisas. Hay que dejar a la comisión y al Espíritu trabajar para ver si teológicamente es posible o no. Pero sí que es cierto que la mujer tiene que tomar un papel mucho más activo en la sociedad y en la Iglesia», asegura Villalba al respecto.

José Calderero alfayomega.

Libro de Javier Villalba sobre el diaconado

DIACONADO PERMANENTE, SIGNOS DE UNA IGLESIA SERVIDORA

Este libro destaca la dimensión samaritana y servicial que corresponde al diaconado, y en particular al perm9788428553414anente y nos ayuda a comprender mejor quiénes son los diáconos permanentes, a quién representan y cuál es su misión en medio del mundo y en nombre de la Iglesia. Los diáconos desarrollan tareas de evangelización, liturgia (administran el Bautismo y el Matrimonio y presiden las exequias) y específicamente labores dentro de la Pastoral social y caritativa. El autor analiza todos estos aspectos desde su propia experiencia personal e integra la «doble sacramentalidad» por estar casado, y al mismo tiempo, la vida familiar y profesional.

Javier 16730409_10155110603622904_7593763059177816170_n (2) - copiaVillalba Nogales fue ordenado diácono hace siete años. Está casado y es padre de cuatro hijos. Medico de profesión y especialidad pediatría, ejerce su ministerio en al parroquia de la Santísima Trinidad de Collado Villalba, Madrid.

 

 

Para adquirir el libro

Fallece el diácono Fernando Martínez Sabroso

fernandomartinezNatural de Mondéjar (Gudalajara). Casado y con tres hijas y cuatro nietos, residia en Valdilechas. Psicopedagogo fue maestro de enseñanza primaria durante 40 años. Fue ordenado diácono por D. Ángel Suquía el 7 de diciembre de 1986, junto a otros dos candidatos en la segunda ordenación de diáconos permanentes de Madrid. Con la creación el 23 de julio de 1991 de la diócesis Complutense de Alcalá de Henares queda en ella incardinado. Vinculado afer Cáritas desde los 18 años, ha sido vicepresidente de Cáritas Española (desde diciembre  2003) y delegado episcopal de pastoral social de Alcalá. Ha desempeñado su ministerio en la Parroquia San Juan Bautista de Arganda del Rey

Durante años coordinó los Encuentros Nacionales del Diaconado Permanente de la Conferencia Episcopal Española.

Dale Señor el descanso eterno y brille para él la luz perpetua. Su alma y la de todos los difuntos por la misericordia de Dios descanse en paz.

descarga

Fernando, diácono permanente