Anuncios

Archivo de la categoría: Ordenaciones

Nueve diáconos para Monterrey, Méjico

Con alegría hemos vivido una solemne eucaristía en la que nueve hermanos, alumnos del Instituto han recibido del sacramento del Orden, en el grado de los diáconos -permanentes-, para sumarse al número de servidores que ya participan en le arquidiócesis.
Acompañamos con la oración a estos nuevos diáconos para que desempeñen fielmente el ministerio al que han sido llamados.
Presidió la Misa Mons. Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, concelebrando el Obispo auxiliar Mons. Heriberto Cavazos y más de una veintena de sacerdotes.

Loss nuevos diáconos:

Diác. Alberto Tirado Nájera
Diác. Fidencio Martín de la Garza González
Diác. Jorge Ploneda González 
Diác. José Benjamín García González
Diác. José Juan Moreno Ramírez
Diác. Luis Pablo Gaytán García
Diác. Martín Puente Vélez
Diác. Rogelio García Rodríguez
Diác. Ruben Bustamante Martínez

42296309_2621831844500486_2362090180094984192_n42330771_2621808151169522_6433740054539010048_n42330786_2621807794502891_7867764480019529728_n42347356_2621811344502536_6510988773684150272_n42356080_2621807297836274_68741157730910208_n42378226_2621806777836326_3949153348418011136_n42381485_2621808941169443_1110573745543577600_n42422393_2621809437836060_3108882304496304128_n

42298949_2621809234502747_6852634781922885632_n

42296967_2621810621169275_6061883718786613248_n

Anuncios

El obispo de Getafe preside en la Catedral el rito de admisión a órdenes de dos nuevos candidatos al diaconado permanente

El obispo diocesano D. Ginés García Beltrán presidió el pasado 16 de septiembre en la Catedral de Getafe el rito de admisión al orden sagrado de David Corregidor Sanz y de Daniel Jiménez González, candidatos al diaconado permanente que provienen de la Parroquia Santa Teresa del Niño Jesús (Leganés) y Santo Domingo de Guzmán (Humanes).Ginés-García-Beltrán-obispo-de-la-Diocesis-de-Getafe
En su homilía, el prelado invitó a los futuros diáconos a “asumir el estilo de siervo que entrega la vida por amor, como nos ha mostrado Jesucristo, concretándolo en una fe viva que se manifiesta en las obras y en la caridad cotidiana”.
El obispo recibió de los candidatos su compromiso público de prepararse convenientemente para el diaconado, oró con toda la Iglesia por ellos y les bendijo, para que recibiesen la gracia necesaria para ello.

diaconadopermanenteweb
Los dos futuros diáconos permanentes estuvieron acompañados de sus esposas, de sus familiares y de sus amigos, así como de los sacerdotes de sus parroquias y de otros diáconos permanentes.
La Diócesis de Getafe cuenta ya con diez diáconos ordenados, dos candidatos en etapa pastoral, dos en fase de formación y otros dos en la propedéutica.

Diocesisgetafe.es

Diecisiete nuevos diáconos para Des Moines

4 de agosto de  2018 fue un día excepcional para la Diócesis de Des Moines. Diecisiete hombres fueron ordenados para el diaconado permanente.

La nuestra fue una de las primeras diócesis en restaurar el diaconado reiniciado hace casi cinco décadas. Como resultado, el cuerpo de diáconos ha crecido a 90, 59 de los cuales están activos. El resto se ha retirado.41570873_1858498347531722_3936366865705598976_n

Similar a muchas actividades en la vida, los diáconos primero reciben una idea de tal vocación por atracción a la actividad de los diáconos que observan. El diácono asiste al altar. Él predica y preside bautizos, bodas y funerales. Los posibles candidatos también perciben en estos tiempos, cuando los sacerdotes se estiran en tantas direcciones, que podrían ser de gran ayuda para los sacerdotes.

A medida que los candidatos diaconales crecen en su formación, se desarrolla un sentido más profundo de propósito. Ellos son bendecidos con la visión de verse a sí mismos transformándose en la persona misma de Jesús. Asumen su ser, se identifican con el Cristo, el ícono del servicio. Diaconate fue instituido en la iglesia primitiva cuando los apóstoles identificaron la necesidad entre sus miembros de ayudantes que servirían en la mesa. Eventualmente, los apóstoles rezaron y pusieron las manos sobre siete hombres de buen carácter y reputación. Por lo tanto, comenzó la Orden de Diáconos. 

Los diáconos no son “pequeños” sacerdotes. Son un orden en sí mismos y comprenden una identidad que proporciona significado y participación en la misión de la Iglesia. Su ministerio se centra en tres anclas.

La Palabra : El diácono está inmerso en el Evangelio, en la Palabra de Dios que da voz a su carácter profético. Durante el rito de ordenación, el obispo le entrega el Libro de los Evangelios al obispo con la siguiente guía: “Recibe el Evangelio de Cristo, en cuyo heraldo te has convertido. Cree lo que lees, enseña lo que crees y practica lo que enseñas “.

Las Escrituras comunican la mente y el corazón de Dios. El ministerio del diácono busca plantar esta Palabra en los corazones de los fieles.

La Liturgia : El diácono es llamado para servir en el altar. En este papel, él es testigo de la realidad de que Jesús es el pan de vida. Es él quien proporciona el sustento para el viaje en curso. Este Jesús Eucarístico señala el camino hacia una vida que nunca terminará y a la que todos deberíamos dirigirnos. Son diáconos como los diáconos que levantan nuestros ojos y señalan el camino.

“No trabajes por la comida que perece, sino por la comida que dura para la vida eterna, que el Hijo del Hombre te dará”. Porque en él, el Padre, Dios ha puesto su sello. “(Juan 6, 27)

Caridad . El diácono debe guiarnos en los caminos del amor en las tareas prácticas y prácticas que componen su rutina. Dirigiendo a otros, encuentra el camino a las cárceles y prisiones, a la habitación de los desamparados, a las rutas traicioneras de refugiados e inmigrantes, a los solitarios, enfermos, abandonados, a los desesperadamente pobres, ávidos de atención, a una palabra tranquilizadora, incluso un abrazo. Él cumple el mandato de amor propugnado por Jesús: “Nadie tiene mayor amor que este, para dar la vida por los amigos”.

Acompañando a los diáconos en el curso de cuatro años de preparación están sus esposas. Ellos, a una persona, reconocen el beneficio que han experimentado como socios en la formación. Hasta cierto punto, también compartirán el ministerio del diácono. De lo contrario, ejercen sus talentos significativos en diferente alcance y servicio. Son un regalo invaluable para la vida de la Iglesia.

Las felicitaciones más cordiales se extienden a nuestros 17 nuevos diáconos y sus esposas. En The New Moment traen un nuevo estallido del Espíritu que anima a nuestra familia diocesana.

Dmdiocese

Ordenado diácono el primer isleño del Estrecho de Torres, Australia

Kopel Gibuma se convirtió en el primer Isleño del Estrecho de Torres en ser ordenado al Diaconado en la Iglesia Católica.

La ordenación fue celebrada por el Obispo James Foley de Cairns, junto con el Ordinario del Ordinariato Personal de Nuestra Señora de la Cruz del Sur, Monseñor Harry Entwistle y tuvo lugar en la Iglesia San Francisco Javier, Parroquia de West Cairns el 9 de junio.

dia1

De izquierda a derecha: el diácono Kopel Gibuma, el reverendo Ralph Madigan y el padre Gordon Barnier

Ha sido una ocasión monumental para el ahora, Diácono Gibuma.

“Estaba realmente contento y fue un momento histórico para mí, y tal vez para la gente de Torres Strait Islander”, dijo el Diácono Gibuma.

“Fue un momento espiritual para mí, volver a la raíz principal de la fe, ser uno con la Iglesia Católica y Apostólica”, dijo.

dia2

De izquierda a derecha: el obispo de Cairns, James Foley, el Dcn Kopel Gibuma, el monseñor Harry Entwistle y, a la derecha, el sacerdote de la parroquia de Cairns / Dauan, el padre Gordon Barnier

Al comienzo de la celebración, el Diácono Gibuma fue llevado a la entrada de la Iglesia por otros isleños, acompañados por canto, guitarras y el sonido de los tambores tradicionales siguiendo la tradición de Torres Strait Island.

El Evangelio fue proclamado por el Diácono Ralph Madigan, el primer diácono permanente de ascendencia aborigen ordenado en la Diócesis de Cairns.

Después del servicio, el diácono recién ordenado fue recibido por cantos y bailes tradicionales de cantantes y músicos de Torres Strait Islander.

Nacido en una familia anglicana, el Diácono Gibuma se unió a la Hermandad Melanesia, una Sociedad Misionera Anglicana con sede en las Islas Salomón.

dia3

Bailarines y músicos tradicionales de las Islas del Estrecho de Torres se presentaron antes de la ceremonia. Foto: Suministrado.

Luego se basó en un asentamiento aborigen durante dos años antes de establecerse permanment en la isla Torres Strait.

El Diácono Gibuma dijo que su familia estaba muy complacida con él.

“Estuvieron muy felices de que me uniera, es histórico para mi familia hacer que me convierta en el precursor de la gente de Torres Strait Island”, dijo.

Por Theresia Titus en The Record

Vídeo sobre la reinstauración del Diaconado Permanente en la archidiócesis Primada de Toledo por el arzobispo D. Braulio

 

27 diáconos ordenados en Sacramento, USA

El sábado 30 de junio, el Obispo Jaime Soto ordenó a veintisiete hombres al Diaconado Permanente durante una misa en la Catedral del Santísimo Sacramento en Sacramento.

Al concluir la misa, el Obispo Soto les dijo a los nuevos diáconos: “Cada uno de ustedes, mis hermanos diáconos, ha respondido al llamado personal del Señor Jesús. Él los ha llamado con el afecto de un hermano. Con el cuidado de un pastor, Jesús te ha traído a este altar de la caridad para que tu caridad diaconal solo tenga una fuente, el agua y la sangre que fluyen de su Sagrado Corazón. Desde este altar, prueba y ve la bondad del Señor. Desde este altar toma y comparte esta bondad del Señor. Como los ministros de la copa siempre recuerdan de donde el cáliz sagrado ha sacado su gracia “.1sacra

El obispo Soto también compartió un mensaje para las esposas de los diáconos recién ordenados, diciendo: “Al consentir la presentación de sus maridos para el servicio a la Iglesia, han hecho esta ofrenda aceptable a Dios. Puede continuar profundizando su vínculo matrimonial para que su bendita unión siempre sea testigo del amor alegre de Cristo por su Iglesia “.

Desde el domingo, 1 de julio, los diáconos han sido asignados a las siguientes parroquias:

  • Dcn. Omar Bardales: Catedral del Santísimo Sacramento, Sacramento
  • Dcn. Larry Bertrand: Parroquia de St. Clare, Roseville
  • Dcn. Gary Brys: Parroquia de Santa María Goretti, Elk Grove
  • Dcn. David Campbell: Parroquia de Nuestra Señora de la Gracia, West Sacramento
  • Dcn. Shawn Carter: Parroquia de St. Dominic, Benicia
  • Dcn. Kenneth Crawford: Parroquia de St. Clare, Roseville
  • Dcn. Rommel declina: Good Shepherd Parish, Elk Grove
  • Dcn. Julian Delgado: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Colusa
  • Dcn. Román Díaz: Parroquia del Santo Rosario, Woodland
  • Dcn. Dan Haverty: Parroquia de la Santísima Trinidad, El Dorado Hills
  • Dcn. Eric Hintz: Holy Spirit Parish, Sacramento
  • Dcn. Michael Holley: Corpus Christi Parish, Tahoe City
  • Dcn. Keith Johnson: Parroquia de San Juan Evangelista, Carmichael
  • Dcn. David Kraatz: Divine Savior Parish, Chico
  • Dcn. Atonio Latu: Parroquia de San José, Sacramento
  • Dcn. Al Llenos: Good Shepherd Parish, Elk Grove
  • Dcn. Greg McAvoy-Jensen: Parroquia de San José, Elk Grove
  • Dcn. Jeffrey McClure: Parroquia de San José Marello, Bahía de Granito
  • Dcn. Daniel Patterson: Holy Spirit Parish, Sacramento
  • Dcn. Edward Pecis: Parroquia de San Antonio, Monte Shasta
  • Dcn. Paul Randall: Parroquia de Santo Domingo, Orland
  • Dcn. Jack Roland: St. Mel Parish, Fair Oaks
  • Dcn. Scott Sexton: Parroquia de San José, Vacaville
  • Dcn. John Sheehan: Parroquia de Santa Teresa de Avila, Auburn
  • Dcn. Kevin Staszkow: Parroquia de San Lorenzo, Tierras Altas del Norte
  • Dcn. Casey Walker: Parroquia de San Basilio, Vallejo
  • Dcn. Jack Wilson: Parroquia de San Juan Evangelista, Carmichael

¡Oramos por estos hombres y sus familias cuando comienzan sus nuevos ministerios!

Diocese of Sacramento

sacra2sacra3sacra4sacra5sacra7

Siete diáconos ordenados por monseñor José Mazuelos Pérez, obispo de Asidonia-Jerez en la catedral

Son siete los nuevos diáconos permanentes con que ya cuenta Asidonia-Jerez desde la celebración del sábado 30 de junio de 2018, por monseñor José Mazuelos Pérez, el obispo diocesano.

Los recién ordenados son: Francisco Holgado Ruiz, Ricardo Fernández Luna, Juan Luis Izquierdo Fernández, José Manuel Peinado Rosano, Antonio Salguero Collantes, José Luis Jiménez López y Agustín Hernández Rodríguez.

36338136_2094713817478949_6241751782297436160_n36357129_2094708447479486_3774543016367226880_n36389672_2103206219995222_8270024365274300416_n36389694_2094708320812832_2370892268891537408_n36413470_2094712090812455_7611201464676909056_n36430377_2094709840812680_7147453509057642496_n36432369_2094707867479544_3577758850498953216_n36436127_2094709954146002_4888052934698336256_n36475454_2103205953328582_1649392957788258304_n36479930_2094710267479304_4845179170990325760_n36491677_2094713950812269_1906624476200566784_n36499848_2094708214146176_2977247101676683264_n36517381_2094712984145699_8772904150179512320_n36528001_2094712080812456_5751025294551023616_n

VIDEO: 22 diáconos ordenados en la catedral de San Luis, en Nueva Orleans, E.E.U.U., el 24-VI-2018

36063564_2044241018982456_7735851349866184704_n

La bandera de España y el guión de Castilla y León en la catedral de San Luis, en Nueva Orleans, E.E.U.U. en las ordenaciones de 22 diáconos el 24-VI-2018

123456

35766647_2044241145649110_2902027973622235136_n35973362_2044241652315726_6455452729127993344_n35993527_2044241598982398_8349482587395194880_n36003005_2044242012315690_7180799867072020480_n36025492_2044240448982513_7996361032131936256_n36039350_2044241955649029_4037796147648004096_n36041759_2044241295649095_2318813973656371200_n

“Siete hombres llamados para servir”. El sábado 30 serán ordenados como diáconos permanentes en la diócesis de Asidonia-Jerez

El próximo sábado serán ordenados como diáconos permanentes. La Diócesis de Asidonia-Jerez tiene el mayor número de personas dedicadas al carisma del diaconado

José Manuel, Francisco, Agustín, Ricardo, Juan Luis, Antonio y José Luis son nombres distintos que denominan a siete hombres que quedarán unidos para siempre. No son siete magníficos. No han salvado a nadie ni vuelven de una operación humanitaria en cualquier rincón del mundo donde se practica la injusticia. Lo único que les une es una vocación a través de una llamada. “Cuando Dios te emplaza, por mucho que quieras escapar, quedas atrapado y tarde o temprano caes en sus redes”, dice Juan Luis. Él viene de El Puerto de Santa María, de la parroquia que los jesuitas llevan bajo el nombre de San Francisco –parece una paradoja-.jerez

El sello que unirá a estos cristianos para siempre será la ordenación que monseñor Mazuelos Pérez llevará a cabo el próximo día 30 de junio como diáconos permanentes en la sede episcopal. Una ordenación que imprime carácter y una importante herramienta que la Iglesia tiene para prestar el servicio del apostolado y la liturgia. También hay otro denominador. Son siete hombres casados, con sus vidas resueltas desde el ámbito de la seguridad económica. Con hijos, incluso nietos. Sin embargo, fueron llamados. “En mi caso se trata de un enamoramiento de Jesucristo a través de una llamada. Se lo dije a mi hijo. No es posible servir a la Iglesia si no existe este enamoramiento del Señor”, afirma Francisco Holgado. Viene de San Rafael. Influenciado por el espíritu de la Congregación de la Misión a través de los padres Paúles que estuvieron durante años dando su vida por el barrio de Federico Mayo, Holgado ahora se siente totalmente satisfecho con esta llamada que “sin embargo, no la tuve para hacerme Paúl”.

Vidas distintas. Nombres diferentes para un mismo cometido. Personas que subrayan el apoyo de sus esposas. “Sin ellas, hubiera sido imposible poder llegar hasta aquí. Nos han asistido durante estos cuatro años de preparación”, sostiene Ricardo Fernández. Ricardo venía del mundo de la construcción. Siempre tuvo como una llamada de Dios a servir a la Iglesia. Quiso asistir a las clases que imparte el ISCRA (Instituto Superior de Ciencias Religiosas Asidonense) y acabó estudiando los escritos de San Agustín o de San Tomás de Aquino. “Todo se sobrelleva si te apoyas en el Señor”, asegura. Un esfuerzo que ahora tiene la recompensa de la ordenación como diácono para ponerse al servicio de la Iglesia, previsiblemente, en su parroquia de San Joaquín de El Puerto de Santa María.

Por otro lado, Agustín Hernández, sanluqueño de nacimiento, llega al diaconado desde el mundo de las cofradías. Fue hermano mayor de dos corporaciones y presidente del consejo. “También fue una llamada insistente que siempre tuve y que cuando comencé vi claro que era lo que quería hacer”, asevera. Vidas distintas para llegar a un mismo fin. Como el caso de Antonio, que venía de una trayectoria dedicada a la Guardia Civil y la seguridad. Colabora desde hace años en su parroquia de los Dolores. “Es importante que se sepa que aquí no estamos por gusto personal. Muchos piensan que es una cuestión de apetencia. Después de cuatro años estudiando teología y filosofía, teniendo momentos muy complicados porque no llegas a los exámenes con la preparación que deseas, uno piensa que no se llegamos por capricho, sino por una fuerte respuesta de servicio”, sostiene.

Alejado de la Iglesia

José Luis, por su parte, no viene del mundo de los jesuitas ni es llamado a través de un grupo parroquial. “Siempre fui una persona alejada de la Iglesia. Acompañaba a mi mujer a Misa y yo me iba al bar. Sin embargo, ocurrió un milagro en mi familia. Y vi cómo Dios intervenía en mi vida aprovechando este acontecimiento. La respuesta que tuve ante esta llamada fue de dar este paso definitivo a través del diaconado”, explica.

Por último, José Manuel, viene de Rota. De la parroquia de Nuestra Señora del Mar. Hombre inquieto. Siempre alerta al encuentro con Dios. Un día, quiso probar y dio el paso al diaconado; después de haber estado en algunos movimientos. Se trata del séptimo hombre que recibirá este sacramento que va en concordancia con la ordenación sacerdotal o la de obispo de la Iglesia.

La Diócesis está de enhorabuena. A partir del sábado que viene, siete cristianos maduros darán un importante paso de servicio. De ayuda a sus parroquias. No les une nada. O sí. Les une el amor a Cristo. Todo este proceso les ha robado sueño, tiempo, ocio y hasta dinero –los alumnos deben pagar sus matrículas y materiales de estudio-, pero no se cambian por nadie.

Holgado concluye afirmando que “tiene misma ilusión que cuando contrajo matrimonio”. El diaconado permanente es una herramienta que tiene la Iglesia en tiempos de pocas vocaciones sacerdotales. Un carisma que irá al alza en un corto plazo. Por ser útil para la comunidad y por ser respuesta a muchos problemas que la sociedad pide a la Iglesia

Dieciseis diáconos ordenados en la catedral de Filadelfia, Estados Unidos

Dieciséis hombres procedentes de diversos ámbitos de la vida (químico, doctor, conductor, director de ventas, ingeniero, farmacéutico y contable, por nombrar algunos) fueron ordenados como diáconos permanentes por el arzobispo Charles Chaput la mañana del 9 de junio en la Basílica Catedral de SS. Peter y Paul.

(Vea escenas de la Misa de ordenación aquí).

filadelfia

De acuerdo con las lecturas de la Misa, todos han sido encontrados “dignos, no engañosos, no adictos a la bebida, no codiciosos de ganancia sórdida, aferrándose al misterio de la fe con la conciencia tranquila” (1 Timoteo 3: 8- 9).

Junto con el arzobispo para la ceremonia solemne pero festiva estuvieron los cuatro obispos auxiliares activos de Filadelfia, el obispo Timothy Senior, el obispo John McIntyre, el obispo Michael Fitzgerald y el obispo Edward Deliman, junto con el abad norbertino Dominic Rossi, decenas de sacerdotes y muchos hermanos. diáconos.

Huelga decir que la catedral estaba llena de una multitud de orgullosos miembros de la familia, amigos y feligreses de las diversas parroquias donde servirán. Las más orgullosas de todas fueron las dieciséis esposas que acompañaron a sus esposos en este viaje espiritual.

En su homilía, el Arzobispo Chaput habló del nivel de alienación en la sociedad actual, incluida la soledad como un problema de salud creciente, y la creciente tasa de suicidios, por ejemplo en Pensilvania, un aumento del 34 por ciento de las muertes autoinfligidas en las dos décadas desde 1995 hasta 2016.

Como se relató en la primera lectura de los Hechos de los Apóstoles, los helenistas (griegos u otros no judíos) en la iglesia primitiva se quejaron de que sus viudas fueron descuidadas en las distribuciones caritativas de la congregación, y los primeros siete diáconos fueron designados por el apóstoles para ministrar a todos.

“Los siete hombres fueron como ustedes elegidos con el propósito de sanar el quebrantamiento en la iglesia”, dijo el Arzobispo Chaput a sus nuevos diáconos.

Al cierre de la Misa durante la cual se llevó a cabo el rito de ordenación, el Arzobispo Chaput anunció la asignación de cada nuevo diácono, que en casi todos los casos fue a su parroquia local.

Por ejemplo, el Diácono Mario Mirabelli estará sirviendo en su parroquia, Santa Catalina de Siena en Horsham. Su entrada al diaconado no fue de su elección “Fue un llamado de Dios”, dijo, y agregó: “Esta fue una hermosa liturgia, tan llena del Espíritu Santo”.

Su esposa, Sharon, que como todas las esposas diáconas lo acompañó en su viaje, dijo: “Me siento tan bendecido. Todos estamos orgullosos de él “.

El Diácono John Hess ingresó al programa hace siete años como miembro de la Parroquia St. Elizabeth en Chester Springs. Su pastor le preguntó si consideraría convertirse en diácono, y aceptó ingresar al programa de formación.

“Me siento muy bendecido, es abrumador, y mi esposa Sandra también está emocionada”, dijo. Debido a que Deacon Hess se está mudando, fue asignado a su nueva parroquia, St. John the Evangelist en Morrisville.

Cheryl Murray estaba entre las esposas de los nuevos diáconos sentados en los bancos del frente. “Esta es una experiencia increíble, increíble”, dijo. “Es un viaje continuo y siento tanta alegría hoy”.

El Diácono Anthony Willoughby, que ha sido miembro de la Parroquia St. Barnabas en el Suroeste de Filadelfia, durante su formación fue asignado a la Parroquia St. Cyprian en West Philadelphia. “Estoy absolutamente feliz de hacerlo”, dijo. “Este ha sido un viaje maravilloso”.

Entre los más interesados ​​de los que asistieron a la ordenación estaban los pastores de las parroquias a las que servirían los nuevos diáconos. Por ejemplo, Msgr. Patrick Sweeney de Holy Family Parish en Manayunk estuvo allí para el Diácono James Browne.

“Se retiró del ejército y comenzó el programa en Washington, DC, pero terminó aquí después de su retiro”, dijo. “Nuestra parroquia es una antigua parroquia, pero realmente se extendió. Él ha estado trabajando conmigo durante los últimos cuatro años y nos será muy útil con sus habilidades organizativas; él era un coronel y bien calificado “.

De hecho, los 16 diáconos permanentes están bien calificados, pero son humildes. Cuando el Arzobispo Chaput les recordó las palabras de Jesús a sus apóstoles, “El que quiera ser grande entre ustedes debe ser un siervo; el que quiera ser el primero entre vosotros será esclavo “.

El diaconado permanente es de hecho un ministerio de servicio y estos 16 diáconos recién ordenados vienen con 32 manos voluntarias.

La clase de ordenación de diáconos permanente de este año fue excepcionalmente grande, pero hay aproximadamente 50 hombres en el programa de formación de siete años, explicó el padre Patrick Brady, que es el Decano de la Escuela de Formación Diaconal en el Seminario St. Charles Borromeo.

“Tenemos un promedio de ocho hombres por año”, dijo. “Algunos llegan a darse cuenta de su vocación por sí mismos, otros fueron identificados como hombres que serían buenos diáconos por su pastor”.

Si bien la mayoría de los hombres que se unen al programa son profesionales, “también tenemos algunos chicos de cuello azul”, dijo el padre Brady. “Hemos realizado mejoras en el programa”.

Catholicphilly